Caracas, Venezuela 17/06/2019
 
 
FacebookTwitterBlog Tu Web Venezuela
Community Manager
  Siempre Util
  Pasatiempos
Horóscopo
  Aliados
Informaciones
.
Genere su Código QR en línea totalmente GRATIS

En Facebook la curiosidad no mata al gato pero si publica en tu muro

 

Hace algunos días el equipo de Soporte Técnico de Tu Web Venezuela recibió un correo urgente de parte de uno de nuestros clientes pidiéndole ayuda ya que pensaba que habían hackeado su perfil de Facebook dado que había gran cantidad de contenido publicado en su muro el cual no había colocado expresamente la persona, incluso algunos de los contenidos iban en contra de sus creencias y moral lo cual le alarmó mucho.

Nuestro equipo de soporte técnico procedió a evaluar el caso y para alivio de nuestro atribulado cliente su perfil no había sido hackeado, ni siquiera habían intentos de entrada forzada o robo de contraseña sin embargo los contenidos estaban allí ... ¿qué había ocurrido?

Desde hace mucho tiempo se dice que "la curiosidad mató al gato" pero en el caso de Facebook la curiosidad lejos de matar al usuario lo llevará a publicar cosas en su perfil sin su autorización y muchas veces sin querer hacerlo pero con su aprobación, ¿cómo puede ocurrir esto?

Pues bien, no en pocas oportunidades como usuario de Facebook habrá visto una imagen o video en su línea de tiempo o la de un amigo que haya llamado la atención pero, como buena publiciad, se muestra sólo parcialmente por lo que hay que darle a algún botón como Ver Más para tener acceso al contenido completo; hasta aquí todo es normal y no dista mucho del marketing digital convencional pero ... ¡hay una trampa! una vez que se hace click en el enlace se está abriendo una aplicación que ANTES de mostrarnos el contenido que con tanta curiosidad anhelamos conocer NOS SUGIERE recomendarlo a nuestros amigos; en este punto, casi sin pensar, movidos por la curiosidad de ver el contenido y la inmediatez de las redes sociales hacemos click en el botón Compartir y ¡EUREKA! finalmente vemos el contenido que estábamos persiguiendo pero ¿a qué costo?

Ese click automático, casi sin pensar, como un gesto automático de quien espanta una mosca ha autorizado a la aplicación a publicar en nuestro nombre ... la curiosidad no mató al gato pero le abrió la puerta a un robot para publicar uno o más contenidos en nuestro muro, muchas veces bien diferentes a lo que creímos estar autorizando; ¿sorprendido? ... no es el único, esto ocurre a MILLONES de personas al día; quienes desarrollan estas aplicaciones explotan la curiosidad natural del ser humano para conducirlos por caminos que normalmente no querrían transitar, es desleal sin duda pero recordemos que nadie nos obligó a darle click a compartir, nadie nos forzó, simplemente la curiosidad nos llevó a hacerlo y de allí en adelante el efecto dominó fue indetenible.

El antídoto contra esta técnica de ingeniería social tipo trampa caza bobos es muy simple, la próxima vez que en Facebook le soliciten darle a compartir, me gusta o cualquier otra acción para poder ver n contenido simplemente aborte el intento, con seguridad lo que verá no es lo que pensaba ver y habrá comprometido la seguirdad de su cuenta o, al menos, le permitió a un tercero publicar en su nombre contenidos que quizás usted jamás aprobaría.

MORALEJA: Hay que pensar unos segundos antes de hacer un click automático en Me Gusta o Compartir ... esos segundos podrían ahorrarnos muchos dolores de cabeza.


Fuente: Artículo Original